Una de nuestras especialidades como asesoría fiscal en Zaragoza es el servicio que prestamos a los trabajadores autónomos, uno de los motores más importantes de la economía nacional. Pero en esta ocasión queremos hablar de una figura de la que, seguramente, has oído hablar alguna vez que es el falso autónomo.

Algunas empresas, con el fin ahorrar en sus gastos de Seguridad Social, ofrecen a algunos de sus trabajadores un contrato mercantil aunque, más frecuentemente, la realidad nos muestra que no suele existir contrato escrito alguno, a pesar de que el tipo de trabajo que buscan es el que, por su naturaleza y condiciones, tendría que hacer un trabajador de su propia plantilla.

No es extraño que a nuestra asesoría fiscal en Zaragoza acudan trabajadores que están en esta situación. Tienen que acudir a su puesto de trabajo todos los días, en un horario concreto y, generalmente riguroso; utilizan maquinaria, herramientas o material que es propiedad de la empresa y, algo que suele ser mucho más definitorio, su estipulación mensual es siempre la misma independientemente del volumen de trabajo o de los días que se hayan trabajado.

Si esto es así, aunque estés facturando por tu trabajo cada mes, la empresa debería contratarte como miembro de su plantilla. Lo que se está haciendo con esta situación es simular, a nivel administrativo y tributario, una actividad mercantil en una relación que debería ser de tipo laboral.

El resultado de este tipo de contratación fraudulenta es que a los falsos autónomos que trabajan en esta situación no tienen los derechos mínimos: vacaciones, pagas extraordinarias, mutualidad de seguros, desempleo en caso de despido…

Si eres trabajador autónomo, en Rived Asesores Auditores podemos ayudarte en tus asuntos contables y tributarios.