Ahora que acaba de terminar la campaña de la declaración de la renta y se reduce un poco el volumen de trabajo en nuestra asesoría fiscal en Zaragoza queremos aprovechar esta oportunidad para hacer una recopilación de las principales obligaciones fiscales y tributarias de los trabajadores autónomos.

Uno de los principales objetivos como asesoría fiscal en Zaragoza es ayudar a los autónomos y pequeños empresarios en las tareas de gestión para que puedan volcar todo su esfuerzo y atención en la que es su actividad productiva principal que, al fin y al cabo es la que le proporciona los ingresos.

Para empezar, todos los meses, algo de lo que ya hemos hablado en otras ocasiones, el autónomo deberá abonar la cuota correspondiente de la Seguridad Social del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos cuyo importe está en función de la base de cotización elegida. Además de la Seguridad Social los impuestos más importantes que debe pagar un autónomo son el IVA y el Impuesto sobre la Renta.

Del IVA también hemos hablado en varias ocasiones, por lo que no vamos a volver sobre este impuesto, pero en lo referente al IRPF hay que hacer mención a que cada vez que emita una factura dirigida a una empresa, en esta factura debe figurar una retención del 15% del importe total, sin IVA, de la factura. La empresa pagadora descontará ese porcentaje del pago de la factura para ingresárselo directamente al Ministerio de Hacienda, y en la contabilidad del autónomo profesional figurará como pagos efectuados a cuenta.

Dependiendo de cuál sea la actividad a la que se dedique el autónomo, o de si tiene locales o empleados a su cargo, existen otras obligaciones tributarias que puedes consultar en Rived Asesores Auditores.