La fiscalidad de los planes de pensiones, que se tratará a continuación, es uno de los grandes interrogantes para muchas personas y motivo de consulta en nuestro despacho de auditoría fiscal en Zaragoza. El otro aspecto, es la hermeticidad que existía hasta hace poco, y es que no se podía disponer del dinero hasta llegado el momento de la jubilación o bien en unas circunstancias muy concretas. Este último aspecto ha cambiado ya que en la actualidad se puede rescatar el dinero del plan de pensiones cuando hayan pasado 10 años desde la primera aportación (a contar desde 1 de Enero del 2015).

Las aportaciones que se realizan al plan de pensiones hacen que se paguen menos impuestos, ya  que reducen la base imponible del impuesto de la renta. Por ejemplo, si tenemos una base imponible de 30.000 euros y aportamos 8.000 euros al plan de pensiones esto significa que la base imponible para el impuesto IRPF será de 22.000 euros. Es lo que se conoce como diferimiento de la fiscalidad, ya que mientras realices aportaciones te abstendrás de tributar ese dinero, pero a posteriori, cuando quieras rescatar el plan, te verás obligado a tributar.

En nuestra auditoría fiscal en Zaragoza vienen personas para asesorarse sobre cuál sería la manera de rescatar el plan de pensiones que menos carga tributaria tendría. Existen, básicamente, dos maneras de hacer el rescate: retirar todo el capital de una sola vez o bien en forma de renta. En la primera opción toda la cuantía percibida deberá tributar por IRPF, en el segundo caso también es así, menos si existen aportaciones hechas hasta el 31/12/2006 las cuales tienen una exención del 40%.

Si tienes cualquier duda respecto los aspectos fiscales de tu plan de pensiones, o no sabes si te saldría a cuenta contratar uno, no dudes en contactar con nosotros en Rived Asesores Auditores, S.L.P..