En nuestra empresa somos expertos en asesoría fiscal en Zaragoza. Es por ello que nuestros clientes pueden estar tranquilos de no correr el riesgo de cometer ningún tipo de ilegalidad o infracción que les pueda suponer ningún tipo de castigo por las autoridades competentes. Sin embargo, a día de hoy continúa existiendo una ligera confusión entre los términos delito fiscal e infracción tributaria. Con el presente artículo esperamos que las posibles dudas al respecto queden finalmente disipadas.

Una de las primeras diferencias entre ambos conceptos la encontramos en el tipo de penas que implican cada uno de ellos. Si bien el delito fiscal puede contemplar castigos que pueden llevar a uno con sus huesos en la cárcel, la infracción tributaria se mueve exclusivamente en el terreno de lo administrativo y, en algunos casos puede resultar, incluso, no merecedora de sanción.

Como podrás comprobar, y tal y como te podrán informar en nuestra asesoría fiscal en Zaragoza, no todos los delitos fiscales son iguales ni todas las infracciones tampoco. De hecho, los delitos fiscales pueden conllevar penas de prisión, como hemos indicado antes, pero también multas económicas o inhabilitación para recibir subvenciones públicas. Por su parte, la infracción tributaria contempla tres grados: leve, grave o muy grave. Las infracciones leves contemplan sanciones económicas considerablemente menores que los otros dos tipos de faltas.

Gracias a los profesionales de Rived Asesores Auditores, S.L.P podrás evitar las sanciones por cometer irregularidades. No lo dudes más y Contacta con nosotros y descubre cómo podemos ayudarte.