La asesoría fiscal en Zaragoza suele ser la encargada de realizar la declaración del impuesto de sociedades de cualquier empresa que no tenga un departamento contable. Esto se suele hacer así porque es una forma de conseguir a contables expertos que nos ayudarán con todo lo relacionado con la fiscalidad de nuestra compañía y resulta mucho más barato que tenerlos en nómina, teniendo que pagar únicamente por los servicios prestados.

Hay que tener en cuenta que el impuesto de sociedades debe pagarse antes de que pase un plazo de 25 días tras la Asamblea General de la misma. Esta Asamblea debe realizarse antes de que pase un periodo de seis meses tras el fin del año fiscal, que corresponde con el fin del año natural, el día 31 de diciembre.

La asesoría fiscal en Zaragoza no solo se puede encargar de estos aspectos, de la inscripción y el pago si es necesario del Impuesto de Actividades Económicas, el IRPF, el IVA y los impuestos locales como el IBI o el IVTM, sino que también es posible contratar sus servicios como auditoría externa para comprobar que todas las cuentas y los aspectos fiscales están en orden y no vamos a tener ningún problema con la Agencia Tributaria cuando llegue el momento.

En Rived Asesores Auditores, S.L.P somos asesores fiscales con largos años de experiencia en el sector. También realizamos auditorías fiscales. Si necesitas alguno de estos servicios puedes consultar con nosotros y pedir presupuesto, te ofrecemos un servicio económico y de calidad para que tu empresa esté al día con sus obligaciones.