Una de las obligaciones que tenemos como asesoría fiscal en Zaragoza es la de mantener informados a nuestros clientes de los cambios que se producen en la normativa por la que se rigen sus obligaciones tributarias y, aunque la cuota de autónomos de la Seguridad Social no puede considerarse una obligación tributaria ni fiscal, lo cierto es que afecta a buena parte de nuestros clientes, por lo que trataremos de explicar los costes de la cuota de autónomos para este año 2015.

Los trabajadores autónomos tienen la obligación de cotizar desde el primer día que inicien su actividad, abonando la cuota pertinente en las administraciones de la Tesorería General de la Seguridad Social, domiciliando el pago en tu entidad financiera o a través de la web de la Seguridad Social. Esta cuota a pagar es un porcentaje que se calcula sobre una base de cotización cuyos mínimo y máximo establece anualmente el gobierno. Para el año 2015, la base mínima de cotización ha sido fijada en 884,40 euros, lo que supone una subida del 1% respecto a 2014.

El porcentaje a aplicar sobre esa base de cotización y, por lo tanto, la cuota a pagar mensualmente, es del 29,8%. El 80% de los autónomos elije la base mínima de cotización, de donde resulta una cuota de autónomos de 264,44 euros mensuales.

La base de cotización elegida condiciona las cantidades que pueden recibirse en caso de baja por enfermedad, accidente o jubilación, en este último caso, si tienes más de 45 años, consulta con tu asesoría fiscal en Zaragoza cómo debes planificar tus cuotas pensando en la jubilación.

En Rived Asesores te ofreceremos el mejor consejo para cumplir con tus obligaciones tributarias sin apagar de más.